• MAL ALIENTO POR MENOPAUSIA

Mal aliento por menopausia


Mal aliento por menopausia

Es probable que sepas que los sofocos, el aumento de peso y las menstruaciones irregulares son algunas de las características de la menopausia. Pero, ¿sabías que el mal aliento y la menopausia también van de la mano? De hecho, cualquier fluctuación en tus niveles de hormonas puede alterar la floral bucal1 y suponer un mayor riesgo de caries, enfermedad en las encías y mal aliento. Sea o no justo, eso significa que las mujeres deben estar más atentas a su salud dental que los hombres, en especial durante la menstruación, la pubertad, el embarazo y la menopausia. 

Causas del mal aliento durante la menopausia

Cuando los niveles hormonales se alborotan, la producción de saliva se ve afectada, lo que a su vez podría causar sequedad de boca. Esto no es bueno para tu salud dental, ya que la saliva ayuda a mantener limpia la boca y a eliminar las bacterias. Si las bacterias y la placa se acumulan en la boca, es más que probable que el mal aliento continúe. Durante la menopausia, también se empieza a perder densidad ósea con más rapidez, lo que afecta a las mandíbulas y puede provocar caries y mal aliento.


¿Cómo evitar el mal aliento durante la menopausia?

No hay forma de evitar la menopausia, pero sí de prevenir el mal aliento. Asegúrate de que un profesional te haga una limpieza bucal cada seis meses, o al menos una vez al año, y consulta a tu dentista si tienes alguna preocupación acerca de tu aliento o tu salud dental. Una buena higiene dental es esencial para sentir seguridad en lo relativo a tu aliento durante la menopausia. Si sufres sequedad de boca, pregunta a tu médico por productos de saliva artificial. Si no estás segura de si tienes mal aliento o no, este sencillo y rápido cuestionario sobre el mal aliento puede ayudarte a averiguarlo.

Bibliografía:

1 Krejci, Charlene B. / Bissada, Nabil F. Women's Health: Periodontitis and its Relation to Hormonal Changes, Adverse Pregnancy Outcomes and Osteoporosis. Oral Health Prev Dent, 10 (2012), No. 1, Page 83-92