• ENJUAGUE BUCAL

Aumento del uso de enjuague bucal


Cada vez más personas utilizan enjuague bucal como parte de su rutina de higiene dental, además de cepillarse los dientes y usar hilo dental. Y tienen una buena razón para hacerlo. Utilizar un enjuague bucal puede tener varios efectos positivos en tu salud dental y ayudarte a combatir el mal aliento. Existen distintos tipos de enjuagues bucales en el mercado, pero no todos son iguales. “Es posible que algunos tipos de enjuagues bucales solo sirvan para refrescarte el aliento temporalmente”, apunta la higienista dental Monica Larsson. “Los que han resultado tener un mejor efecto son aquellos que contienen zinc y clorhexidina, como CB12. Las personas que se enjuagan con un producto como ese, observan un cambio de inmediato.”

Distintos tipos de enjuague bucal

Algunos enjuagues bucales tienen un sabor agradable y pueden aliviar el mal aliento durante un breve periodo de tiempo. Sin embargo, no actúan sobre las causas del mal aliento y no hacen nada por proteger tus dientes de las caries. Otros enjuagues están formulados para tratar un problema concreto de salud dental. ¿Estás en riesgo de padecer gingivitis? Existe un enjuague bucal para este problema. ¿Dientes sensibles? También hay un enjuague bucal para esto. Otras formulaciones se especializan en reducir la placa, controlar el sarro o prevenir el mal aliento. Algunas incluso anuncian que actúan contra una combinación de problemas. Independientemente del producto que elijas, ten en cuenta que utilizar un enjuague bucal no sustituye tu rutina de higiene oral diaria, sino que se debe considerar un complemento.