• CEPILLADO DE LOS DIENTES E HIGIENE ORAL

Cepillado de los dientes e higiene oral


Cada vez que comes algo, las bacterias de la boca liberan ácidos que atacan el esmalte de los dientes y provocan mal aliento. Si esto ocurre repetidas veces, puede conducir a la formación de placa, una película fina y transparente que se forma en la superficie de los dientes y que contiene millones de bacterias. La placa es la principal causa de caries, y una placa endurecida puede convertirse en sarro. La placa también puede irritar las encías y causar gingivitis, enfermedad periodontal y la pérdida de dientes. Para mantener una buena higiene dental, es muy importante eliminar la placa cepillándote los dientes a diario. El cepillado de los dientes elimina los restos de comida y la placa de la superficie de los dientes y mantiene limpias las encías, lo que previene las caries y las enfermedades de las encías. Lo ideal es complementarlo con el uso de hilo dental a diario y con un enjuague bucal eficaz.

Cómo cepillarse los dientes de forma efectiva

Te damos unos cuantos consejos para cepillarte los dientes de un modo eficaz:

  • Cepíllate al menos dos veces al día, por la mañana, después de desayunar, y de nuevo antes de irte a dormir
  • Espera al menos una hora antes de cepillarte los dientes si has tomado alguna comida o bebida ácida, ya que los ácidos debilitan el esmalte y cepillarse demasiado pronto puede dañarlo
  • Cepíllate con pasadas suaves, horizontales y muy cortas por la superficie del diente y la línea de la encía
  • No presiones mucho, ya que esto puede hacer que la línea de la encía desaparezca
  • Sujeta el cepillo de dientes como si fuera un bolígrafo para evitar ejercer demasiada presión sobre él
  • Escupe la pasta de dientes cuando hayas terminado y no te enjuagues con agua, ya que eso diluirá los efectos del flúor
  • Sustituye el cepillo de dientes en cuanto las cerdas empiecen a mostrar signos de desgaste

Cómo cepillar los dientes de tus hijos

Las caries son uno de los problemas de salud más frecuentes en niños y adolescentes. Por desgracia, los niños que tienen muchas caries en sus primeros años de vida son más propensos a tenerlas de adultos. Dado que el cepillado de los dientes es la mejor forma de evitar las caries y mantener una buena higiene dental, debes establecerlo como una rutina diaria tan pronto como le salga el primer diente. Elige un cepillo de tamaño infantil con un cabezal pequeño y cerdas suaves. Cepíllale los dientes con una pasta de dientes con flúor para proteger sus dientes contra las caries. Los niños necesitan que sus padres les ayuden con el cepillado de los dientes hasta que tienen edad suficiente para hacerlo correctamente por sí solos, normalmente en torno a los 7 años de edad.